¿Cómo se hace la sangre en las películas? Estas son las fórmulas de terror

Cómo se hace la sangre en las películas

Algunas producciones cinematográficas de terror tienen efectos especiales tan sorprendentes que traspasan las pantallas. Tanto, que optas por creer lo que ves, hasta el líquido que sale de las heridas. Pero ¿sabes cómo se hace la sangre en las películas?

Han sido muchos los intentos para poder lograr el efecto rojo y viscoso que vemos hoy en día. Y es que no siempre fue así, comenzó con un color, algunas fórmulas por aquí y por allá, hasta que se obtuvo el actual efecto.

La sangre en el cine en blanco y negro

Viajemos por un momento al pasado, donde la sangre era de un color negruzco. El efecto que nos dejaba ver el cine en blanco y negro. 

De hecho, si viste alguna vez la popular película ‘Psicosis’, seguramente quedaste sorprendido por lo que cae de la ducha. Es espeso y con buen contraste, pero no es más que chocolate. 

Años después, utilizaron otros ingredientes. También se enfrentaron a la censura de escenas sangrientas y de sexo, como las establecidas con el código Hays.

La llegada del Tecnhicolor

Fue con la llegada del Tecnhicolor que el reto por simular la sangre estuvo cuesta arriba. Ya no podía verse de un tono negruzco, era imposible usar chocolate.

Ahora implicaba buscar una receta donde el rojo sobresaliera, así tal como un cómic. Este líquido era muy intenso y estaba lejos de parecer real. Lo puedes ver en uno de los títulos más populares de la época  ‘La Maldición de Frankenstein’.

¡Al fin! La fórmula que trascendió en el cine

Al llegar los 70, apareció Dick Smith, con la mejor fórmula encontrada hasta entonces. Así, usó la clave para dar un efecto a las películas de ‘El Exorcista’‘El Padrino’. Era tal el realismo, que muchos censores se molestaron por la cantidad de sangre.

Hablamos de una fórmula que se ha colado, y que ha sido usada hasta en los populares eventos de Halloween, y consta de:

  • Jarabe de maíz blanco: 25 cl.
  • Metilparabeno:1 centímetro cúbico. Su función es preservar, se puede ubicar en una tienda de productos químicos.
  • Colorante alimentario rojo: 60 g. Puede ser el mismo usado para repostería.
  • Para darle consistencia, se utiliza una solución humectadora, 60 g. Con este ingrediente es importante tener cuidado porque es venenoso. Otras personas optan por lecitina para no arriesgarse.
  • Agua en la misma proporción.
  • Colorante alimentario amarillo: unas pocas gotas para ajustar la tonalidad.

Esta receta original nos da una idea de cómo se hace la sangre en las películas. Sin embargo, también es posible que le hagan algunas variaciones dentro de cada producción. En concreto, pueden variar las proporciones de acuerdo a la toma. 

También se consideran los efectos de sangre recién brotada, sangre seca. Además, si es un chorro o se desliza poco a poco. Las exigencias del director también influyen, algunos exigen muchos litros de un tipo en particular.

Sangre digital

En la era digital todo es más sencillo, y aunque esto no significa que se siga usando la fórmula, muchas producciones optan por recrearla mediante los efectos digitales.  Esta versión  más cómoda es la llamada CGI, muy popular por utilizarse en títulos como ‘Los Mercenarios 2’ o ‘Carrie’.

El CGI o «Computer Generated Imagery (CGI)» es el resultado de aplicar gráficos 3D con la ayuda de un ordenador, así se simula el líquido rojo de una forma muy real.

Las películas con más sangre falsa

Muchos han sido los títulos que nos han sorprendido. Algunos solo dejan rastros de sangre, huellas, pequeños chorros, pero otros llegan más allá. Son litros y litros de sangre falsa. Todo con el fin de simular una escena real.

Estas son algunas de las producciones en las que hemos visto correr una gran cantidad de sangre falsa:

Posesión infernal 189.000 litros de sangre falsa

Atrapó a los espectadores con la escena donde comienza a llover sangre. Para esta toma se emplearon alrededor de 50.000 galones de líquido rojo falso. 

Y se calcula que, en total para toda la producción, se usaron unos 265.000 litros o 70.000 galones.

It: Capítulo 2 17.000 litros de sangre falsa

Si viste IT, en su capítulo 2, notaste cómo Beverly queda atrapada en un baño que poco a poco se va inundando con sangre. Esta no solo es una de las escenas más sangrientas de la película, sino también en la historia del cine. 

De hecho, según lo expresó la protagonista, le costó mucho deshacerse de la sangre falsa. Alrededor de 4500 galones de líquido fueron utilizados para grabar esta toma. La sustancia, también llamada metilcelulosa, fue pintada con colorante rojo para dar un efecto real.

«Fría y viscosa», así describió la actriz cómo se sintió al estar sumergida en la sangre falsa por horas. Además, debía estar a bajas temperaturas porque en caliente el líquido se endurecía.

El resplandor – más de 11.000 litros de sangre falsa

El líquido a borbotones que sale del ascensor es una de las escenas más impresionantes. La toma pasó a ser de las más espeluznantes, pero ¿cómo se hizo el efecto? Se usaron alrededor de 2.928 galones o 11.083 litros.

Leon Vitali, parte importante del equipo cinematográfico, indicó en una oportunidad que para conseguir la calidad y el color tardaron muchas semanas. Buscaban una consistencia real, ya que eran cientos de galones de sangre los que iban a brotar. Que no fuera muy roja era una de las exigencias.

Además, también tuvieron que pensar en el mecanismo para que brotara del ascensor sin explotar. Al final, se obtuvo una escena donde la ola roja y pegajosa arrasa con todo a su paso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: