Tarjetas revolving: cómo pagarlas y qué hacer en caso de reclamo

qué son las tarjetas revolving, cómo pagarlas y cómo reclamar

No siempre se cuenta con la cantidad de dinero suficiente en la cuenta bancaria para hacer una compra, es allí donde se recurre a instrumentos financieros. Entre ellos, están las tarjetas revolving. Una especie de micro crédito que acumula intereses elevados.

Estas tarjetas son ofrecidas por las instituciones bancarias, pero a diferencia de las tarjetas de crédito, se vuelven más complejas y pueden llegar a ser impagables. En más de una ocasión han sido objeto de disputas. 

Si tienes este tipo de tarjeta, es importante que conozcas bien cómo funciona, cuáles son los riesgos y qué puedes hacer en caso de reclamo. 

¿Qué son las tarjetas revolving?

Se sabe que las tarjetas revolving son un instrumento que permite financiar compras con la modalidad de pagos a plazos. A diferencia de las tarjetas de crédito, estas no se pagan a mes vencido, sino que se pagan a plazos que incluyen intereses. 

Es una especie de microcrédito al consumo, pero en formato de tarjeta. Ha ganado mucha popularidad, ya que es flexible. No obstante, el problema ocurre cuando los intereses se vuelven impagables, y llegan a superar el 25% TAE. 

Otra particularidad de esta tarjeta es que, así se disponga o no de fondos en la cuenta asociada, depende de un límite de crédito, que en promedio representa unos 5.000 o 6.000 euros.

Cómo se realiza el pago

Es importante conocer el funcionamiento de estos instrumentos crediticios, de esta forma sabrás cómo puedes cumplir con tus compromisos y evitarás caer en deudas. De modo general, las tarjetas revolving pueden pagarse así:

  • Pago de porcentaje: el propietario del crédito elige qué porcentaje de lo pendiente desea o puede devolver cada mes. Todo, dentro de los máximos y mínimos que se acuerdan para la tarjeta, y que varían en cada institución bancaria.
  • Pago fijo: se acuerda un pago fijo, de igual manera dentro de los límites y que varían en función de las condiciones de cada tarjeta. 

Estas opciones incluyen los intereses y las comisiones correspondientes.

Cuáles son las tasas de interés

Son precisamente las tasas de interés de las tarjetas revolving el objeto de muchas polémicas. Y es que suelen tener intereses muy altos que pueden llegar hasta el 20 o 30%, tasas más altas que las aplicadas para créditos personales. 

Suelen ser pagos mensuales bajos con intereses altos, así la deuda puede convertirse en un problema difícil de solventar. 

¿Cómo saber si tienes una tarjeta revolving?

Para saber si tienes una tarjeta revolving, puedes revisar estos siguientes aspectos:

  • Recibos: aquí podrás ver el tipo de interés aplicado. En cada recibo mensual busca la Tasa Anual Equivalente. Si esta supera el 20%, tienes una tarjeta de este tipo. También es probable que aparezca el TIN. Suele pasar que los recibos sean difíciles de interpretar, dependiendo de las instituciones.
  • Contrato: esta es otra forma para saber si tu tarjeta es revolving. Revisa las condiciones y el TAE aplicable. 
  • Deuda difícil de pagar: otra señal de que tienes este instrumento financiero. Es posible que hayas intentado pagar, pero la deuda no desciende. La razón es por sus elevados intereses.

Normativa del 2021

En enero del 2021 entró en vigor una nueva normativa para regir este tipo de instrumentos. El objetivo es dar transparencia al momento de comercializar estos productos financieros. 

Así que entre las exigencias, está un estudio previo de solvencia y que las instituciones financieras provean información no únicamente en los contratos, sino de forma recurrente, clara y periódica. 

En el contrato se debe especificar cómo se capitalizan las cantidades vencidas. Además, las condiciones para modificar las modalidades de pago. También debe explicar otras alternativas de financiación para pagar el crédito con arreglo al contrato.

¿Cómo reclamar tarjetas revolving?

Si has notado que tienes una tarjeta revolving y tu deuda se ha tornado impagable, puedes hacer un reclamo para anular el contrato y solicitar la devolución de los intereses pagados en exceso.

Estas acciones dependerán de las instituciones financieras. Podrá ser válida en casos donde existan deudas pendientes con intereses elevados o pagaste más de lo prestado.

Para reclamar las tarjetas revolving deberás contactar al servicio de atención de la entidad financiera emisora y presentar el reclamo por escrito. Si no recibes respuesta o esta es negativa, es posible presentar un recurso frente al banco nacional. En ocasiones, será necesario el respaldo de un abogado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: