¿Por qué las jirafas tienen el cuello largo? Datos muy interesantes

Por qué las jirafas tienen el cuello largo

Entre todos los animales, la especie más alta de todas siempre ha despertado curiosidad, surgen preguntas como: ¿por qué las jirafas tienen el cuello muy largo? ¿Existen dos jirafas iguales? Hay mucho por descubrir de este interesante mamífero artiodáctilo.

Al igual que pasa con nuestras huellas dactilares, las jirafas tienen un patrón único, que las hace distinguirse del resto. Y, como era de esperarse, las lenguas de las jirafas son realmente grandes. Pero las curiosidades no terminan aquí, hay más. Sigue leyendo y lo descubrirás

¿Cómo nacen las jirafas?

¿Sabías que una jirafa bebé es más alta que la mayoría de las personas? Pues sí, su altura es de unos 1.8 metros.

El periodo de gestación es de más de un año. Sus madres pueden dar a luz de pie, así que una jirafa pequeña puede pararse y caminar fácilmente por toda la pradera a la hora de haber nacido. 

Y 10 horas más tarde, correrá por toda la selva acompañando a su familia. Para alimentarse por su cuenta, solo debe pasar una semana, ya estará lista para degustar las ricas hojas verdes. 

¿Por qué las jirafas tienen el cuello muy largo? Su rasgo especial

La naturaleza de las jirafas está impulsada precisamente por la vegetación de los bosques. Así, con su cuello súper largo puede alcanzar las ricas hojas de los árboles. Los genes de los antepasados más altos se fueron transmitiendo. 

El resultado es que los queridos mamíferos ahora son animales de gran tamaño que pueden degustar de su comida preferida y tener una ventaja frente a otros animales. 

Los cuellos de las jirafas tienen la misma cantidad de vértebras que los humanos, con la excepción de que sus huesos son en extremo largo, y con esto alcanza una longitud de 2.4 metros, aproximadamente.

Además, gracias a su altura, pueden detectar los depredadores. Tienen la capacidad de avistar el peligro desde lejos, así que el trabajo de los depredadores no es sencillo.

Sus patas también parecen ser interminables. Gracias a ellas, pueden llegar hasta los 50 km/h, esto para una distancia corta. Pero si quieren caminar trechos largos, lo hacen a 15 km/h.

Suelen ser silenciosas, con un perfil bajo que les permite masticar sus menús verdes en el fondo, mientras otros animales son el centro de atención.

¿Cuál es el pariente más cercano de la jirafa?

A la jirafa se le relaciona con el okapi, un animal que está en el Congo. Su forma es muy similar, claro, su cuello es más corto. 

Los okapis cuentan con manchas inusuales en la piel, su lengua es especialmente larga y el macho tiene cuernos, por lo que también se ha conocido como la jirafa del bosque.

Los osiconos o cuernos peludos

Los cuernos son protuberancias que se cubren con la piel y el pelo. Ubicados en la parte superior de los ojos. Y están allí por una razón, ya que protegen su cabeza de lesiones. 

Es muy particular, y las jirafas son de las pocas especies con cuernos peludos. 

Un pelo increíblemente grueso

Otro dato interesante sobre las jirafas es que solo en su cola, el cabello tiene un grosor que supera en proporción a un mechón de cabello humano.

Además, su pelaje hace un efecto de camuflaje para esconderse de los depredadores. Así, al estar frente a arbustos, su color claro y oscuro se une con las sombras y la luz del sol. Una estrategia para pasar desapercibida frente a los depredadores. 

Cómo duermen

El tamaño de las jirafas no va en proporción con la cantidad de descanso. Suelen dormir poco, unas dos horas al día. 

No se tumban o se acuestan en el suelo. Para descansar, solo basta estar de pie y listo, es la posición que asumen la mayor parte del tiempo.

Cuatro especies de jirafas

Los mamíferos más altos del mundo se dividen en cuatro especies distintas. Y aunque anteriormente se tenía la creencia de que todas estaban en una especie, los científicos han aclarado que existe: jirafa del norte, jirafa del sur, jirafa masai y jirafa reticulada. 

Hay tres subespecies en la jirafa del norte, estas son: jirafas Kordofan, África Occidental y Nubia. Mientras que la del sur tiene dos subespecies: argoleñas y sudafricanas. 

Las manchas de una jirafa

Todos los seres humanos tenemos huellas dactilares que nos hace distinguir unos de otros. Este patrón es similar en las jirafas, solo que se aplica a sus manchas. En concreto, así como no hay dos personas iguales, no hay dos jirafas iguales.

Las manchas de las jirafas permiten a los científicos identificarlas, varían en cuanto al tamaño, la forma, el color y separación. 

La super lengua de las jirafas

En promedio, la lengua de una jirafa puede llegar a medir 50 centímetros. Y es gracias a ello, agarran las hojas de los árboles más difíciles.

Así que a nivel vegetal pueden comer casi cualquier alimento. Además, estos mamíferos comen hasta 30 kilos al día, por eso usan mucho la lengua. 

Otra particularidad es que sus lenguas son de color negro, ya que así previenen las quemaduras solares y comen todo el día sin interrupciones. 

¿Las jirafas no se marean?

Con un cuello tan alto, es normal que surjan estas interrogantes. Y es que aunque las jirafas adultas pueden llegar a medir 6 metros de altura, su cuello está adaptado para evitar desmayos. 

Los vasos sanguíneos de las jirafas son elásticos y cuentan con válvulas que se adaptan para equilibrar la acumulación repentina de sangre. Así, cuando su cabeza se balancee o levante rápidamente, no se marean.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: