Body Combat: ¿para qué sirve y cuáles son sus beneficios?

Qué es el Body Combat

Hay deportes que exigen mucho esfuerzo. Algunos hasta se tornan aburridos, pero esto no pasa con el Body Combat, una disciplina que te ayudará a ganar fuerza muscular a un ritmo enérgico.

Es una de las actividades que más se practican en los gimnasios. Ideal para quemar calorías y tonificar músculos. Combina movimientos que incluyen karate, capoeira, taekwondo, boxeo tailandés, tai chi, entre otros. Todas las sesiones tienen en común las coreografías que van al ritmo de la música.

En qué consiste el Body Combat 

El Body Combat es un ejercicio aeróbico que se caracteriza por comenzar con un ritmo tranquilo. Y es a medida que la sesión avanza que la intensidad aumenta, poco a poco y de forma gradual. Al culminar,  se ejecutan movimientos suaves al compás de una música relajante. 

Esta es una disciplina que está  relacionada con las artes marciales, perfecta para aumentar los niveles de energía. Al practicarla, te olvidarás por completo de tu rutina diaria y de todo el estrés que te rodea. 

¿Cuánto peso se puede bajar en una sesión de Body Combat?

Al tratarse de un ejercicio cardiovascular, tiene la capacidad de hacerte adelgazar rápidamente. Además, te permite mejorar tu capacidad pulmonar y cardíaca. En una sesión de Body Combat, se puede llegar a quemar un promedio de 700 calorías.

Hoy en día, esta disciplina es uno de los ejercicios de tipo aeróbico más populares y eficientes. Todos los músculos se activan; tanto los miembros superiores como los inferiores.

¿Cuánto dura una clase de Body Combat?

Este deporte del tipo aeróbico se lleva a cabo en varias etapas que tienen una duración aproximada de 50 minutos por sesión. Involucra música que acompaña a una coreografía con movimientos que van al ritmo de la melodía.

Cuenta con sesiones cargadas de mucha intensidad. Además, es una actividad que puede hacer cualquier persona sin importar su condición física.

¿Qué beneficios tiene el Body Combat?

El Body Combat tiene muchos beneficios. Lo mejor es que no solo te ayudará a mantenerte en forma, también contribuye a tu salud mental.

Adiós a la grasa

En una sola sesión, puedes llegar a quemar muchas calorías. La recomendación es combinarla con una dieta balanceada y saludable, y así podrás hacer desaparecer esos kilos de más.

Entrenamiento a toda máquina

Se trata de un entrenamiento integral, es decir, que no involucra un solo grupo de músculos, sino que hace trabajar a todo el cuerpo. Así que si lo que buscas es tonificar tu cuerpo, este es el deporte para ti. 

Fuera estrés

Podrás descargar mucha adrenalina. Tu corazón bombeará mayor cantidad de sangre. Todo esto hará que el estrés acumulado por el día a día desaparezca.

Después de una sesión de body combat, tu mente estará lista para asumir las responsabilidades del día a día.

Diversión sin parar

Muchas veces se practica un deporte por obligación y nos olvidamos que estas actividades también deberían ser divertidas. 

En el Body Combat, la diversión será tu compañera, ya que las clases son muy dinámicas. Además, transcurren al ritmo de la música.

Mayor resistencia y flexibilidad

Como pasa con todo entrenamiento. Luego de la primera sesión, tu cuerpo dará las señales de que los músculos se están activando.

Sin embargo, es a medida que asistas a las clases que te irás adaptando a esta actividad física. Tu resistencia aumentará notablemente, así como tu capacidad pulmonar. Tu flexibilidad también resultará beneficiada.

Mejor coordinación

Notarás una mejora en la coordinación. Al principio te costará seguir el ritmo del resto de la clase, pero no te preocupes porque en poco tiempo estarás a la par de los más experimentados, y podrás realizar todos los movimientos.

¿Cuántas veces se puede hacer body combat?

Por lo general, los principiantes acuden a dos clases por semana. Mientras que, en el nivel intermedio y el avanzado, los participantes suelen asistir a tres clases por semana.

Consejos para principiantes, ¿qué hacer en una clase?

Ve con calma

Es muy común que durante la primera clase te sientas perdido por desconocer los pasos de la coreografía. Sin embargo, es cuestión de tiempo, solo debes tener un poco de paciencia. 

Intenta concentrarte, la clave está en seguir lo que hace el instructor y tus compañeros, de esta forma te será más sencillo adaptarte y ponerte a la par en unos días.

¿Guantes o vendas?

No es un requisito imprescindible usar guantes o vendas, pero si lo prefieres, cualquiera de las dos opciones es válida. 

La actividad consiste en utilizar las manos para golpear el aire, así que no habrá ningún tipo de resistencia. El secreto está en saber controlar cada uno de tus movimientos, puedes optar por la alternativa con la que te sientas más cómodo.

Respetar el espacio

Es común que el salón en el que se desarrolla la actividad esté repleto,  razón por los que es muy importante respetar el espacio y hacer respetar el tuyo. 

Se debe estar muy atento para evitar golpes o lesiones, recuerda que esta disciplina consta de movimientos que involucran puñetazos y patadas.

Disfruta la sesión

Cuando ya te hayas adaptado, los movimientos para ti ya serán familiares y formarán parte de la rutina de la sesión, comenzarás a disfrutar por completo cada una de las clases. Todo esto te dará mayor confianza y los resultados no tardarán en llegar.

Equipamiento

Lo esencial es llevar una toalla y agua suficiente, ya que vas a sudar mucho. La toalla puede ser pequeña para que seques el sudor de tu cara. Asegúrate de que existan condiciones seguras en el lugar donde se practica el ejercicio; y así evitar resbalones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: