Cómo saber si la vida útil de tu móvil está por llegar a su fin

Es casi imposible imaginarse vivir sin el móvil. Y es que entre ocupaciones, actividades de trabajo y entretenimiento, este equipo se ha convertido en un indispensable. Pero ¿qué pasa cuando falla, cómo saber si está dando su último suspiro?

Llega un momento en el que pasa factura y la vida útil del equipo se va acortando de forma rápida. Así que si te preguntas si ese día llegó, este artículo aprenderás a reconocer las señales de alarma.

Señales de que a tu móvil no le queda mucho tiempo

A continuación te presentamos algunos indicios, que señalan que tu móvil está a punto de llegar a su fin.

Parpadeo de la pantalla

El principal síntoma es el constante parpadeo de pantalla. Comienzan a presentarse errores en ciertas piezas, como por ejemplo el display.

Del mismo modo, puede que el problema sea más grave y más bien se trate de un daño en la placa del equipo.

Táctil dañado

Si tu equipo se cayó, es posible que el táctil haya sufrido. Y aunque siguió funcionando normalmente, llega el momento en que ya no reconoce los toques o se tarda en reaccionar.

Si esto te sucede, debes considerar visitar un técnico de confianza para verificar que pueda ser reparado. De no ser así, te dará las recomendaciones para que cambies de equipo.

Deformación de la carcasa

Pasa que notas a tu móvil más robusto y pesado. Esto significa que las altas temperaturas están inflando la batería y esto pudiese resultar peligroso. 

La batería no se carga

Si no tiene nada que ver con tu cargador, batería o el cable, entonces algunos componentes están anunciando el fin. 

Es posible que el puerto USB del equipo presente sobrecarga. La mayoría de las veces esto sucede a raíz de daños producidos por caída de agua.

Reinicios constantes

Lo particular de este problema es que no siempre se debe a un uso prolongado y constante. Este error suele presentarse en equipos recién adquiridos y son considerados como problemas de fábrica.

Aquí puedes hacer valer la garantía y llevarlo para que te los sustituyan por otro equipo. Si ya el tiempo venció, entonces acude a un servicio técnico para que busque la mejor manera de repararlo.

Comportamientos extraños

Cuando estos comportamientos son repentinos, y no sabes de dónde provienen, lo mejor es chequear todas las apps. Es decir, revisar cada una y comprobar en cuál de estas es que se está presentando el error.

Tienes que determinar si acabas de hacer alguna actualización en la aplicación que arroja el error. También puede que se trate de algún elemento malicioso, que esté interfiriendo en el buen funcionamiento del equipo.

Cuando conoces a fondo tu móvil, y sabes qué aplicaciones tienes instaladas, será más sencillo el proceso de identificación. De igual manera, es importante ser cuidadosos al momento de otorgar los permisos a las aplicaciones para su instalación.

Uso excesivo de los datos

¿Estás notando que los datos de tu móvil se consumen rápidamente? En este caso, puede que se trate de un problema de software en tu equipo. Por otra parte, los sistemas invasores suelen robar información personal.

Para determinar el problema, deja de usar el móvil. Pasado un rato, verifica que aún en descanso el consumo es exagerado. Si piensas que tu equipo está pasando por este problema, envíalo a revisión o cámbialo por uno nuevo.

El equipo dejó de actualizarse

Es común que las actualizaciones en los móviles se den por unos años. Después de esto, las actualizaciones para tu equipo aparecen esporádicamente.

Cuando los móviles no se actualizan, dejan de contar con el acceso para las optimizaciones del rendimiento. Así que al instalar una nueva actualización, no significa que el dispositivo se convierta en un equipo veloz, su manejabilidad será la misma.

Sin embargo, sí trae consigo algunas mejoras que se enfocan al rendimiento y la dinámica del equipo. 

Los virus restan vida útil

El mal funcionamiento de un equipo móvil también se debe a los frecuentes virus que invaden estos dispositivos. Casi siempre vienen escondidos en las múltiples aplicaciones que descargamos.

Ten presente que conservar la vida útil de tu móvil es algo que depende de ti mismo. Esto lo haces cuidando lo que instalas y no abriendo cuanto enlaces te pasen algunos de tus contactos.

Una buena idea es instalar aplicaciones de seguridad, como el Play Protect. También es conveniente actualizar con frecuencia las apps y limpiar la memoria del sistema. Si alguna alternativa no funciona, incluso restableciendo el equipo, es señal de que este ha llegado a su fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: