Las mejores piscinas naturales de Tenerife

Las mejores piscinas naturales de Tenerife

Las piscinas naturales de Tenerife también tienen un protagonismo innegable. Y es que están rodeadas de paisajes naturales que invitan al descanso. Son de los lugares más populares y reciben muchas visitas al año.

Ideales para darse un baño en familia y desconectarse. Son charcos que se han formado por actividades volcánicas y se han ido alimentando con las mareas. Ofrecen una experiencia única, en entornos diferentes rodeados de montañas, palmeras o pueblos coloridos.

Las piscinas naturales más bonitas de Tenerife

El Caletón de Garachico

En Garachico se encuentra una de las piscinas naturales más bonitas de Tenerife. Se trata de un lugar con agua cristalina que cada vez va ganando popularidad. Es producto de los charcos que han quedado con el paso de la actividad volcánica. 

Ideal para darse un baño refrescante en familia. Sus aguas son tranquilas y cuenta con vigilancia, escaleras para acceder a las diferentes piscinas y chiringuitos para comprar algunos snacks.

El Charco de la Laja

Está en San Juan de Rambla. Comprende una piscina de agua salada que es de muy fácil acceso. Se encuentra protegida del mar por las rocas, pero hay que tener cierta precaución cuando la marea esté alta y las olas entren al área de la piscina.

Es una de las piscinas naturales más populares de Tenerife. Puedes aparcar el coche cerca y bajar unas escaleras que te conducen al charco. También hay una zona habilitada para descansar y broncearse. 

La Punta de Hidalgo

Llegamos a otra de las piscinas naturales de Tenerife más visitadas. Lo mejor es que tiene un imponente paisaje, con el Teide de fondo. Además, es Bandera Azul. Así que puedes tener la seguridad de que sus aguas y sus servicios son de alta calidad.

Puedes visitar tranquilamente este charco en familia, incluso si hay personas con movilidad reducida. Es una zona segura con vigilancia y ducha.

Charco de Golete

A pesar de que este charco no está del todo visible, es uno de los más bonitos. Se encuentra en el sur de la isla, en Güímar. Es perfecto si quieres alejarte de las aglomeraciones.

Muchos locales acuden a esta piscina para refrescarse y desconectarse. Llegarás por la autopista del sur, luego pasarás el puente de la autopista y verás el cartel que anuncia la cercanía al charco de Golete.

El Charco del Viento

Esta bonita piscina natural está en la Guancha. Y, a pesar de que es considerado un charco, no está del todo cerrada, se abre directamente al mar. 

Es fácil llegar al lugar, y se encuentra alrededor de un paisaje volcánico perfecto para fotografiar. La recomendación es ir cuando el oleaje no sea mucho, de lo contrario el mar lo cubre por completo.

Isla Cangrejo

Encontrarás a otra de las mejores piscinas naturales de Tenerife en la costa de Santiago del Teide, en la Isla Cangrejo. Es perfecta para disfrutar de un tranquilo baño en familia. 

Además, está rodeado de un paisaje adornado por los Acantilados de los Gigantes. Si te quedas para la puesta del sol, obtendrás una vista increíble.

Piscinas naturales de Jover

Te esperan unas aguas cristalinas que invitan al descanso. Este charco es perfecto para darse un chapuzón. Lo mejor es que está rodeado de un paisaje natural increíble, ofrecido por la cordillera montañosa.

Los alrededores tienen un encanto muy particular, hay algunas plataneras que marcan el camino al mar. También hay restaurantes que ofrecen un pescado fresco delicioso.

Mesa de Mar

Son un dúo de piscinas que están ubicadas en Tacoronte. Lo que más gusta es que tienen un amplio espacio donde puedes tomar el sol y disfrutar de atardeceres únicos. 

Tiene unas vistas encantadoras al Teide. De las dos piscinas, una está abierta en cualquier época del año, mientras que solo se puede disfrutar de la otra en la temporada veraniega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: