¿Por qué se forma el moho en la casa? Claves para eliminarlo definitivamente

Por qué se forma el moho en la casa

Los lugares húmedos y con poca luz suelen ser escenarios perfectos para la acumulación de hongos y bacterias. Además, hay otras razones, así que es importante conocer por qué se forma el moho en la casa.

Entre el baño y la cocina, son las zonas de la casa donde más se acumula moho. El problema ocurre cuando aparecen las enfermedades respiratorias. Lo mejor es atacar el problema de raíz.

Veamos cómo podemos atacar al moho y eliminarlo por completo de tu casa. Descubre qué estás haciendo mal y por qué el moho se ha adueñado de tu hogar.

¿Qué pasa cuando hay moho en la casa?

Por lo general, no nos percatamos de las acciones que ayudan a que el moho se forme en nuestra casa, llegando incluso a ocasionarnos problemas de salud. 

Uno de estos errores es la implementación de humidificadores en casas donde prevalece un clima frío y seco. Estos equipos instalados durante mucho tiempo, hacen que las paredes y otras superficies se vuelvan húmedas.

El asma es una de las afecciones que suele aparecer cuando hay presencia de moho y humedad en la casa. Por ello, es importante evitar su aparición dentro de nuestro hogar, y así evitar el riesgo de sufrir una enfermedad de tipo respiratorio.

Por qué se forma el moho en la casa: 9 errores comunes

Falta de ventilación

Las bacterias, el moho y los hongos, necesitan de la humedad. El área con más posibilidades de que aparezca el moho en una casa es el baño, ya que estos son lugares cerrados y húmedos.

La principal recomendación para evitar este problema es verificando que en estos espacios siempre exista flujo de aire, lo que puedes conseguir abriendo puertas y ventanas.

Para los baños sin ventanas, existe la posibilidad de agregar un extractor de aire. También, debes tratar de mantener esta área seca. Por lo tanto, después de usar el baño recuerda limpiar las superficies como la encimera del lavamanos.

Mucho riego en las plantas

Es normal que trates de mantener tus plantas hidratadas, pero en ocasiones se les rocía agua en exceso. Esta acción, aparte de no ser saludable para la planta, provoca que exista humedad y esto indica que puede darse la formación de hongos como el moho.

Si se llega a formar moho, es posible que las paredes o superficies sufran daños, incluso algunas personas pueden ser afectadas por una reacción alérgica. 

Así que, si notas que la tierra de tus plantas tienen moho blanco en las macetas, lo mejor es deshacerte de esta. Puedes quitar el suelo contaminado con una cuchara, y sustituir esta parte con tierra fresca.

Vapor al cocinar

Otro de los motivos por el que se forma el moho en la casa se relaciona con el vapor. La recomendación aquí es que, cuando cocines alimentos a vapor, procura mantener abiertas puertas y ventanas. 

También, puedes hacer uso del extractor mientras cocinas. Mantén tus ollas tapadas y, antes de retirarlas, espera un poco hasta que tus alimentos pierdan calor.

La acumulación de vajilla en el lavaplatos, contribuye a que la humedad en la cocina aumente, dando paso a la aparición del desagradable moho.

Alfombras

Las alfombras suelen ser superficies donde se acumula la humedad, lo que quiere decir que ayudan a que se forme el moho. Si tienes alfombras en casa, cada vez que ocurra un derrame en esta área debes tratar de secar por completo la superficie. 

Si no te ocupas de esta situación al instante, es probable que el moho no tarde en aparecer. Procura realizar una limpieza profunda a tu tapete, retíralo, límpialo, y antes de colocarlo nuevamente asegúrate que esté bien seco.

Poco espacio y muchos objetos

La acumulación de objetos puede ser uno de los motivos por el cual se forma el moho en la casa. Por lo general, este espacio se suele limpiar con poca regularidad, dando oportunidad al moho de que aparezca y crezca.

Evita acumular cosas, y ejecuta planes de limpieza para sacar las cosas que ya estén vencidas o que simplemente ya no uses. Al hacer más espacio, será mucho más sencillo darte cuenta si aparece el moho.

Fugas pequeñas

Entre las causas principales que contribuyen a que se forme el moho en la casa, están las pequeñas fugas de griferías y tuberías. Por ello, debes estar siempre atento por si observas alguna filtración, bien sea en las paredes, techos o en alguna superficie próxima a una fuente de agua.

Inspecciona periódicamente el área y las diferentes conexiones (lavadora, inodoro, lavavajillas, tanques, secadora, calentadores), y si encuentras alguna filtración trata de repararla enseguida.

Toallas de baño

Si luego de tomar una ducha, acostumbras a dejar tu toalla húmeda tirada sin secar, esto es una de las causas de la formación del moho en la casa. Lo mismo ocurre cuando se deja ropa húmeda apilada.

Para evitar esta situación, solo debes procurar secar tu toalla y ropa con luz solar. De esta manera, no agarran el mal olor ni se deterioran, y evitas la formación de moho.

Muchas cajas de cartón

Procura no acumular grandes cantidades de cartón en áreas donde exista mucha humedad. El espacio destinado suele ser el garaje y el sótano. La recomendación es que intentes impermeabilizar esta zona para evitar que el moho prospere.

Utiliza cajas de plástico en lugar de los cartones, así evitarás la acumulación de moho.

Leña fresca dentro de la casa

Otra acción que desencadena la aparición del moho, es guardar leña fresca, ya que esta libera humedad mientras permanece en un espacio cerrado. 

Lo ideal es guardar la leña en un espacio de la casa que se comunique con el exterior, pero que se encuentre protegido de factores como la lluvia y tenga corrientes de aire.

¿Cómo evitar la formación del moho?

Dejar correr el aire

Tener una buena fuente de ventilación es la mejor alternativa para evitar la humedad que hace aparecer al moho. Todos los días trata de abrir las ventanas. 

Si tu casa es un espacio muy pequeño, puedes utilizar un deshumidificador. En los espacios como el baño y la cocina, se requiere de la colocación de un extractor de aire.

Ventanas aisladas

Otra recomendación para evitar la formación de moho en la casa, es reforzar el aislamiento térmico de las ventanas. 

Si cumples con este consejo, podrás evitar las diferencias de temperatura que ocurren entre el interior y el exterior de la casa. 

Sellos seguros

Para una casa con menor humedad, se recomienda aislar no solo las ventanas sino también las paredes y techos. 

Existen una gran variedad de opciones para realizar el sellado, sobre todo si se trata de una vivienda de construcción antigua.

Limpieza poderosa

Las características manchas negras que deja el moho cuando aparece, pueden desaparecer al realizar una limpieza profunda del área en la que se forman. 

Solo es suficiente lavar las superficies con agua y lejía o con un producto contra el moho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: